Logotipo de Orbis Sapientia Elearning Services

Servicios de formación. Especialistas en E-learning.

Progreso de Tema:

Variables

Simplificando mucho, las variables son como lugares donde podemos guardar datos y para acordarnos donde están esos datos, les damos un nombre.

Un poco más técnicamente, lo que hacemos es que tomamos un espacio de la RAM o memoria volátil del ordenador, le damos un nombre (para poder utilizarlo después en cualquier momento) y guardamos ahí la información que necesitamos.

Avancemos un poco más. La información que guardamos no es siempre igual. Hay tipos de datos diferentes y cada uno necesita más o menos espacio. Por tanto, para reservar ese espacio de la memoria, tenemos que decir también qué tipo de dato vamos a guardar ahí.

Declarar variables

Al proceso de reservar un espacio de la memoria del ordenador para guardar ahí información, se le llama declarar una variable. Este proceso va a variar mucho, dependiendo del lenguaje de programación elegido.

La sintaxis más común o al menos la más adecuada es:

tipo_de_dato nombreVariable = valorInicial

Según esta sintaxis, nada más declarar o reservar la variable, ya estamos guardando en ella un valor o información. Esto es lo que se llama inicializar una variable.

Inicializar una variable es guardar en ella un valor por primera vez

Siempre es buena práctica inicializar una variable nada más declararla. De esta forma, si más adelante usamos la variable en nuestro código, no tendrá un valor conocido. Hay lenguajes de programación que permiten el uso de variables no inicializadas y otros son bastante más estrictos. Como sea, usar una variable sin inicializar dará lugar a errores.

Algunos lenguajes, asignan automáticamente el valor nulo, null o NULL a cada variable que no es inicializada. De esta forma podemos controlar desde código que si la variable tiene un valor nulo, no está inicializada.

Aún así insistimos en que es una estupenda práctica, inicializar las variables nada más declararlas. Puede surgir la duda: ¿y si no sabemos que valor va a tener aún? Si hemos hecho bien nuestro trabajo, sabremos al menos el tipo de valor que guardará la variable: ¿una cadena?, ¿un entero?, etc. Sabiendo eso, asignamos o guardamos un cero en caso de ser un valor numérico, una cadena vacía (normalmente representada por “” o bien ”) si es una cadena y false si se trata de una valor lógico. Después ya podremos asignar el valor adecuado dependiendo de la lógica o código fuente del programa.

Como sabemos hay lenguajes de programación más o menos estrictos. Esto se ve rápidamente en la forma en que declaran sus variables. Si nos exigen la declaración más adecuada que hemos visto más arriba, es más estricto. Sin embargo hay otros que son bastante más liberales.

Efectivamente hay lenguajes como JavaScript o PHP en los que no se indica el tipo de dato que guardará la variable. Lo que hacen es deducir el tipo de dato que está guardando una variable por el dato que está almacenando: si guardamos 10 en una variable, supondrá que guarda un entero; si guardamos “10”, supondrá que almacenamos una cadena y si asignamos 10.0, creerá que es un decimal (flotante, real, doble…).

Nombrando variables

Dar nombre a una variable puede parecer algo trivial, sin embargo, es importante y está sujeto a cada lenguaje en particular.

La primera regla que hemos de tener en cuenta al dar nombre a una variable, es que ese nombre ha de ser descriptivo sobre la información que guarda. Ejemplo: una variable almacenará los apellidos de un cliente. ¿Cómo la nombramos? Si usamos A como nombre no nos dice mucho. Si usamos apellidosCliente, nuestro código será sumamente más claro y legible (más fácil de mantener por tanto).

Siempre nombraremos a las variables con un nombre que nos indique a simple vista la información que guarda.

Pero eso quiere decir que los nombres pueden ser largos. Efectivamente. Intentaremos evitar palabras que no nos aporten: ¿apellidosDelCliente? o mejor ¿apellidosCliente?

Si el nombre está compuesto de más de una palabra como en el ejemplo, ¿cómo formamos el nombre? Tradicionalmente en el lenguaje Java se utiliza el llamado sistema camelCase. Éste consiste en poner cada inicial de cada palabra que forma el nombre de la variable, en mayúsculas y el resto en minúsculas, excepto la primera. Es mejor que apellidos_cliente (más legible) aunque no obligatorio.

¿Podemos usar cualquier carácter? Depende del lenguaje pero en general:

  • El primer carácter del nombre de una variable será un carácter alfabético o el guión bajo “_“. Ejemplo: _rutaAplicacion.
  • Podemos usar caracteres alfabéticos, números, guión bajo y normal “” pero ningún otro.
  • No podemos usar espacios como parte del nombre.

Finalmente hacer notar que el nombre técnico de una variable es identificador.

";}
X